Ramen

IMG_20180307_131744_056

Ya sé que empieza a hacer calor para éste tipo de platos, pero no me iba a esperar hasta el invierno que viene para subir la receta, ¿no?

Además un buen ramen apetece siempre, y es que para mi se puede comer incluso frío. De hecho en restaurantes especializados suelen servir el “ramen frío de verano” así que no hay excusa, por mucho calor que haga, para disfrutar de éste plato.

Como siempre os digo, los ingredientes son a vuestro gusto, yo sólo os doy una idea. Pero si no os gusta la cebolla, no le pongáis. Y si sois más de seitán que de tofu, haced el cambio. Probad también con diferentes verduras de temporada, y es que el ramén queda bien con lo que le pongas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 fardos de fideos soba (de trigo sarraceno, pero podéis ponerle los que más os gusten)
  • Para el caldo: un litro de caldo de verdura, agua, dos cucharadas de salsa de soja, una cucharada de marmite, media cucharadita de jengibre fresco rayado
  • Para el topping: cebolla, champiñones o shiitake, maíz, tofu o seitán, brotes de soja, espinacas secas, algas nori… Si os gusta el kimchi y le queréis dar un toque picante lo podéis usar también.

Empezamos preparando el caldo, mezclando todos los ingredientes y llevandólos a ebullición durante un par de minutos. Reservamos calentito.

En una olla grande con un poco de sal cocemos los fideos según los ingredientes del fabricante. Los escurrimos bien y los sumergimos en agua fría para cortar la cocción. Los dejamos en el agua hasta justo el momento de servir el plato.

En una sartén con un poco de aceite de oliva vamos dorando los demás ingredientes. Aquí podéis hacerlo todo a la vez y hacer un burruño para poner encima o bien hacerlos uno a uno y ponerlos encima del ramen con cuidado para que quede bonito. Si queréis quedar como unos expertos yo os recomiendo lo segundo 🙂

Para ello empezamos cortando la cebolla en juliana y pochandola en una sartén. Apartamos. Cortamos los champiñones a láminas y los doramos en la misma sartén. Finalmente, cortamos el tofu a láminas o dados y hacemos lo mismo.

Una vez ya tengamos todo listo, empezamos a montar el plato: escurrimos bien los fideos y los ponemos en un cuenco hondo. Cubrimos todo con el caldo, y ponemos por encima la cebolla, los champiñones y el tofu con un poco de gracia. Ponemos una cucharada de maíz y un puñado de brotes de soja en el centro y picamos el tallo de una cebolleta en aritos para poner encima. Ponemos las hojas de espinaca y el trocito de alga a los lados del plato de manera que sobresalgan un poco y ya tenemos nuestro plato listo.

No olvidés decir “Itadakimasu!” antes de comer, que es una expresión utilizada en Japón para agradecer todo el proceso que ha seguido tu comida antes de llegar a tu mesa: desde el cultivo de las verduras que se han usado para cocinar, los cocineros, quién te ha invitado a comer y hasta quién ha puesto la mesa 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s