Escalope de soja y avena

IMG_20180331_214916_374.jpg

Sé que hace tiempo que tengo el blog un poco abandonadillo, y que además lleváis semanas pidiéndome la receta de éstos escalopes veganos, así que para compensar mi ausentismo de estas últimas semanas he decidido subirla ya.

Ésta receta es súper fácil de hacer y como siempre os digo, es super personalizable. No os quedéis sólo con las especias que os ponga yo aquí. Probad, investigar con las que más os gusten. Yo por ejemplo no soy nada de especias fuertes como el curry, pero reconozco que el toque picante (muy poquito) a estos escalopes les sienta genial.

Yo los suelo hacer al horno con la bandeja pintada de aceite, porque me gusta que queden muy crujientes y sean ligeritos, pero si queréis podéis freirlos o pasarlos por una sartén con un chorrito de aceite. Como siempre os digo: haced de más y congeladlos.

Para 4 escalopes:

  • Una taza y media de copos de avena muy finos
  • Una taza de soja texturizada instantánea (la que es muy fina)
  • Un cuarto de taza de pan rayado
  • Media cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Una cucharada de ajo en polvo
  • Una cucharada de cebolla en polvo
  • Un cuarto de cucharadita de pimentón picante (opcional)
  • Una cucharada de perejil picado
  • Una taza y media de agua o caldo vegetal
  • Dos cucharadas de salsa de soja
  • Mas pan rayado para espolvorear en la mesa

Empezaremos mezclando los ingredientes sólidos en un cuenco: avena, soja, pan rayado y especias.

Preparamos la taza de agua o caldo vegetal y le añadimos las dos cucharadas de salsa de soja. Poco a poco vamos añadiendo el agua y amasando. Iremos con cuidado ya que depende de la soja y la avena que usemos nos puede pedir más o menos agua. Si nos pasamos de líquido, añadiremos más copos de avena. Si nos queda sequito, ponemos más líquido. La idea es tener una masa que se pueda compactar y formar una albóndiga gigante pero con la mayor humedad posible para que no quede muy seca.

Una vez tengamos la masa lista, la tapamos con un papel film y la dejamos reposar una hora en la nevera. Espolvoreamos abundante pan rayado en una superficie de trabajo y ponemos la masa encima. Cortamos la masa en 4 trozos iguales y les damos forma de escalopa con las manos o con un rodillo de cocina (con la ayuda de más pan rayado para que no se nos enganche en el rodillo). Las hacemos de almenos medio centímetro de grosor.

En una bandeja de horno colocamos un papel encerado y pintamos la superficie con un poco de aceite de oliva. Ponemos los escalopes encima y los metemos en el horno precalentado a unos 200 grados hasta que estén doraditos por las dos bandas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s