Islandia

¿Que qué comimos en nuestro viaje a Islandia? Pues… básicamente porquerías. El pescado y el marisco toman el protagonismo en la gastronomía de la Isla, y uno de los platos más característicos de éste país es una especie de tiburón podrido. Yo diría que el segundo lugar es para el cordero, con el que se hacen hasta sopas. Pero si vais a viajar a Islandia no sufráis: en casi todos los restaurantes tienen opción vegana y los supermercados están llenos de ultrapocesados en sus neveras y congeladores, desde quesos, natas, mantequillas y gran variedad de bebidas vegetales hasta “carnes” vegetales y platos preparados. Los supermercados Bonus son los más baratos. En ellos encontraréis varios productos veganos en sus congeladores, incluídos los de la marca Linda McCartney. Si vais con un presupuesto muy ajustado como nosotras, os recomiendo que invirtáis un poco en buscar un apartamento o un hostel en el que podáis usar una cocina, y es que es bastante caro comer fuera. Sí, ya sé lo que estáis pensando. “¡Son todo ultrapocesados!”. Es verdad, pero siempre tenéis la opción de comprar un paquete de arroz, pasta o legumbres cocidas y prepararos algo más sanote.

La fruta y la verdura son bastante caros, la mayoría de importación, y no están muy buenos. Nosotras nos llevamos algo de fruta y frutos secos desde aquí y nos salvaron el viaje.

 

Si sólo podéis comer o cenar fuera una vez os recomiendo el Kaffi Vinyl. Es el único restaurante vegano de Islandia, y está bástante céntrico en Reykjavik. Además de que está todo muy MUY bueno, es el más económico en el que comimos, y es que a mi me pareció que la comida vegana allí (tanto en supers como en restaurantes) es más barata que la “normal”. Es un restaurante pequeño, moderno y acogedor, y abre en horario continuo hasta tarde (cosa que va genial si no te acabas de adaptar a los horarios europeos). La comida de las tres nos costó unos 45 euros.

 

Una de las noches que cenamos fuera fuimos a la Hamborgara Fabriken, una hamburguesería bastante concurrida. Tienen un par de hamburguesas veganas que se hacen con Oumph! una proteína de soja parecida al pollo. Abren hasta tarde también y las opciones veganas están bien identificadas en la carta. La cena de las 3 nos costó más de 100 euros, con las tres hamburguesas, tres cervezas y dos cafés, pero los platos son muy grandes y los podéis compartir si no estás muy hambrientos.

IMG_20180131_195101_140.jpg

Si estáis paseando por el centro de la ciudad y os apetece tomar algo a media mañana o media tarde, Joylato es vuestro sitio. Es una pequeña cafetería con muchas opciones veganas, entre ellas los helados con base de coco que hacen al momento según tus gustos. También tienen varias bebidas vegetales para los cafés o las infusiones y algunos crepes, cookies y porciones de tartas raw.

IMG_20180202_124850_174

Por último os dejo con la foto del que menos me gustó. Acababamos de llegar a Reykjavik, eran las 3 de la tarde y estaba casi todo cerrado, así que después de deambular un rato acabamos en una hamburguesería American Style, en la que tenían un sandwich y una burguer vegana. Me pedí el sandwich porque me veía una larga trayectoria de hamburguesas en los días futuros en el país. Dos burguers normalitas para mis amigas, el bocata para mi y unas patatas para comer, más de 60 euros.

IMG_20180130_150838_909.jpg

En conclusión, ya veis que nuestras comidas fueras del apartamento no fueron muy nutritivas. Si podéis alojaros en algún sitio con cocina y preparar vosotros algo de comer aunque no sea todos los días, seguro que vuestros estómago y bolsillo os los agradecerán, y es que al final el cuerpo te acaba pidiendo fruta, verdura y legumbres.

Sí que puedo decir que me quedé con ganas de probar una sopa dentro de un pan, pero no la encontré vegana en ningún sitio.

De nuestro viaje puedo decir, que fue una experiencia increíble y maravillosa. Fuimos muy afortunadas y a pesar de tenerlo todo en contra, la naturaleza nos bendijo con la visión de una aurora boreal. También visitamos glaciares, cascadas, el lago congelado en el fondo de un volcán y un geyser natural. Además me siento orgullosa de decir que sobrevivimos a una tormenta de nieve en la que estuvimos atrapadas 4 horas y en la que los servicios de emergencia del país casi nos dejan olvidadas. Toda una experiencia, vamos. Aprovecho para dejaros unas fotos del viaje y recordaros que me podéis escribir si vais a viajar allí y tenéis alguna pregunta 🙂

IMG_20180131_111633IMG_20180131_153803IMG_20180201_134532IMG-20180131-WA0032IMG_20180201_152747IMG-20180131-WA0011IMG-20180201-WA0010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s